miércoles, 23 de enero de 2013

GOLDEN


 Hora de seguir el camino... y en este caso abandonábamos el frío del estado de Himachal Pradesh y nos pasábamos a las temperaturas más cálidas del Punjab. Era momento de volver a la India "auténtica", de nuevo al caos del tráfico, el regateo... así que nos metimos en el correspondiente bus y tras pasar por Phatankot, llegamos a la parada: AMRITSAR

 Esta ciudad alberga el Templo Dorado, que es el santuario más sagrado del sijismo. El templo está en medio de un estanque sagrado y si a simple vista llama mucho la atención, os aseguro que verlo, tocarlo y estar dentro es alucinante. Es todo tal cual se ve, dorado, cuidado hasta el mínimo detalle. Dentro hay varias plantas, con una galería principal donde llevan a cabo sus rezos en honor a su libro sagrado.
El sijismo es una religión india que fue fundada por Gurú Nanak en India. Surgió en medio del conflicto entre el hinduísmo y el islamismo. "Sij" podríamos decir que significa "discípulo, el que aprende".

La doctrina del sijismo se basa en la creencia en un único Dios y en las enseñanzas de los diez gurús del sijismo, recogidas en el libro sagrado de los sijes, el Gurú Granth Sahib. Hay unos 23 millones de sijes en el mundo, lo cual la convierte en la novena religión mundial.
Se cree en un Dios panteísta, o lo que es lo mismo, para ellos el mundo y Dios son lo mismo. el Universo, la naturaleza y Dios son equivalentes.
Los sijs siguen lo que llaman las cinco "K": 
  • kesh: pelo largo sin cortar
  • khanga: un pequeño peine de madera para recogerse el pelo
  • kara: un brazalete metálico
  • kacha: ropa interior de algodón
  • kirpán: en sus orígenes era una espada ceremonial, pero actualmente no es más que una pequeña daga. Simboliza poder y libertad de espíritu, autorrespeto, la lucha constante del bien y la moralidad sobre la injusticia. El kirpán nunca debe desenvainarse para atacar, pero puede usarse para la autodefensa o para proteger a un tercero.



 Estuvimos varios días en Amritsar. En la zona del templo además tienen un comedor ENORME que da durante todo el día comida gratuita, donde puedes sentarte con cientos de personas a compartir un bocado. Nosotros fuimos por la noche, y Urtzi repitió de nuevo durante el día. 
La verdad es que está bastante cuidado, y además en las calles también van repartiendo tés y comida a todo el que quiera acercarse.




 Además de visitar el templo, tanto de noche como de día, nos acercamos a Attari, que es donde se encuentra la frontera entre India y Pakistán, y donde cada día "se monta el espectáculo" en el que abren las puertas de las fronteras, los correspondientes militares de cada país desfilan y hacen una especie de "enfrentamiento" y a la vez se saludan formalmente y bajan las respectivas banderas. Hasta aquí más o menos normal, la historia toma tintes de show cuando llegas, ves que a ambos lados hay gradas que se abarrotan de gente, en las cuales, antes de que empiece todo, bailan y gritan "para que el país vecino vea quién hace más ruido y se lo pasa mejor" y una vez empieza todo, siguen vitoreando sin parar. En definitiva... son dos países que no tienen para nada buena relación hoy día, pero aunque sea para "montar el número" allí y sacar beneficio se han puesto bastante de acuerdo. Toda una curiosa experiencia. 






Amritsar nos dió para varios días, en los que nos recorrimos todas sus calles, conocimos a gente como un policía forofo del Barça que nos llevó en su coche oficial hasta el parque Jalianwala que queríamos visitar. Aquí, y tal y como aparece en una película sobre Gandhi, se llevó a cabo una masacre, donde cientos de indios fueron encerrados y asesinados a sangre fría por un batallón británico, sin ninguna justificación. Fue un sitio sobrecogedor donde aún pueden observarse las marcas de las balas que se emplearon, donde pudimos leer historias de algunos de los familiares de los que sufrieron ese encierro, como la de Ratan Devi, una mujer que escuchó los disparos desde casa y cuando los ingleses se marcharon del parque fue a buscar el cuerpo de su marido, al lado del que pasó toda la noche hasta que encontró ayuda para poder trasladarle a su casa. 
Pero no todo fue recordar momentos tristes. Allí nos encontramos una familia del sur de India que se acercó a pedirnos unas fotos y tras tener una agradable charla con ellos, seguimos nuestro día. 
Para quitar un poco "el mal sabor de boca" de aquella historia, nada más salir vi a un elefante, y me acerqué rápidamente a sacarle una foto, estaba muy guapo! 



Después de descubrir más rincones de Amritsar, de pasar ratos tranquilamente en un parque a espaldas del templo, de disfrutar y exprimir en definitiva la ciudad... movimos ficha a la siguiente parada....



Y estando al lado no podía ser de otra manera.... ¿Alguien ha leído esta novela o le suena de algo?


Pues para los que la conozcáis os podéis imaginar el destino....y los que no sepáis nada de ella... venga, os lo desvelo. Se trata de la ciudad de Kapurthala. 
En la novela Javier Moro nos habla de la India de primeros de 1900, del matrimonio de una joven española ( Anita Delgado) con el Maharajá de Kapurthala. Narra una historia de amor, y traición. Según el propio autor: "He escrito esta novela, no por el deseo de inventar nada, si no al contrario, para reflejar mejor el sabor de una época, así como los olores y colores de la India, las prodigiosas extravagancias de los últimos maharajás y la irresistible personalidad de Anita Delgado, fiel a sus sentimientos hasta que logró conquistar su propia libertad". Bajo mi punto de vista,  muy recomendable. 

Es divertido y sobre todo interesante ver "en vivo y en directo" tantas cosas de las que sabía su existencia "de oídas", por leer, estudiar o similar... y pasear por esta ciudad, por donde hace tanto tiempo paseó una maharaní española....ver el palacio (que por cierto a día de hoy es un colegio y una base militar estatal) ,ver los edificios de entonces, algo deteriorados y poco cuidados eso si... es bastante interesante. He de decir que Kapurthala me gustó mucho. 
Además tiene un cierto diseño occidental, las calles son amplias, residenciales, y se pueden ver casas bastante diferentes a lo que es habitual en India. 
Otra cosa que me encontré fue una tienda de Adidas con grandes carteles del Real Madrid jeje. Vale, aquí Real Madrid y Barça son bastante conocidos como es de esperar... pero no me imaginaba encontrar esto en Kapurthala precisamente, no es demasiado grande ni tiene mucho turismo... se me hizo raro, simplemente fue  una anécdota. 



Terminamos nuestra visita a esta histórica ciudad y tras coger el pertinente transporte, llegamos a Jalandhar. Ésta es una ciudad bastante grande, pero sin nada especialmente reseñable, por lo que se convirtió en un lugar de paso. 

El siguiente y último destino de este increíble recorrido por India era su gran capital de nuevo: Delhi. Así que una vez acomodados en el tren que cogimos en Jalandhar, pusimos rumbo a nuestro inicial y final destino de este enorme e increíble país. 
Ahora mismo os escribo estas líneas desde Delhi, mientras apuramos días visitando un poco más esta gran urbe y aprovechamos a hacer algunas compras, antes de emprender viaje y dar el salto a otro país. Pero éste os lo desvelaré en breve. 

Antes de hacerlo os comentaré alguna que otra cosilla, sobre India... pero sobre su moda... y es que al fin y al cabo "Soft Closet" trata principalmente de "los trapitos" y no me gustaría "cerrar" el capítulo de India sin mostraros un pedazo de lo que más me gusta, adaptado a este país. 

Mientras tanto... solo me queda deciros......

DISFRUTAD!!
Besos, 
Rebe 
























2 comentarios:

  1. Hola preciosa,por que sinceramente estas guapísima,los aires de La India te estan yendo muy bien.

    Tu relato nuevamente me ha dejado pegada a la pantalla del ordenador con pena de llegar al punto final de está parte del viaje y deseando de nuevo leer de nuevo el siguiente capítulo.Yo leí el libro y me encantó.Ahora he comenzado otro que se llama Maharanies(ya te lo pasaré),posiblemente me acabaran sonando ciudades que se citen gracias a vosotros.Un muxu guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapísima!! Cuento contigo para seguir el camino! y claro, encantada de tu recomendación y de que me prestes ese nuevo libro, seguro que es apasionante. Besotes!

      Eliminar