miércoles, 19 de diciembre de 2012

PASEANDO ENTRE PIEDRA Y ARENA…

Llegó nuestro segundo día en Jaisalmer. Desde bien temprano empieza la rutina, y lo primero es barrer las calles y montar los puestos o ponerse manos a la obra, cada uno con su tarea. Así que una vez quitadas las legañas, tocaba un buen desayuno y a descubrir un poco más la ciudad.

 

Volvimos a mezclarnos con la gente, y a perdernos entre las calles empedradas del fuerte visitando algunos de sus templos y viviendo más situaciones curiosas que nos regala la India.
 
Ver a niños trabajando, pidiendo, o haciendo cualquier otra cosa para ganar unas pocas rupias, es de lo más habitual… En este caso, vimos a una niña andando por una cuerda floja, sin parar de un lado a otro, con cosas en la cabeza, sin ellas, con su madre debajo haciendo que repita una y otra vez “el número”… en definitiva, toda una acróbata… ¿pero a qué precio?... se cae el alma a los pies cuando les ves horas y horas, bajo un sol agobiante, siempre con una sonrisa o concentrados en lo que hacen…Te dan ganas de cogerles y abrazarles. Por eso cuando les ves bailando, jugando o riendo sin más preocupación que la de pasarlo bien, cuando se acercan a ti y te piden chocolate o un bolígrafo… esos se convierten en momentos para no olvidar.
 
 
 
 
Durante el paseo, y como he dicho antes, vimos varios templos, vivimos alguna que otra ceremonia, caminamos, caminamos… Urzti negociaba con los comerciantes y probaba comidas, J fotografiaba rincones nuevos, Mikel grababa y recopilaba material para hacer los increíbles videos de la mano de Lore y yo disfrutaba de cada puesto de abalorios, ropa, etc etc (ya sabéis, mi pequeña perdición). Finalmente, y después de una mañana sin parar, tocaba un rato de descanso… la tarde-noche iba a ser distinta…
 
 
 

Y ésta llegó… un rato en coche… y nos fuimos a ver el atardecer al Desierto del Thaj, en la frontera con Pakistán. He de decir que aunque sea un desierto, no hace mucho honor a su nombre… había muchísima gente!! Lo cierto es que la zona hasta la que puedes acceder no tiene las típicas dunas enormes que acostumbramos a ver en las películas… (ésas espero descubrirlas en algún próximo viaje a Marruecos). No me malinterpretéis… tener, tiene…y seguramente muchas más cuanto más te adentras en él, pero ese tramo no es un desierto “al uso”… tiene sus camellos y demás… pero sinceramente, nos lo imaginábamos más espectacular.

 
 
 
 

Eso no significa que dejara de ser una experiencia increíble, porque lo fue, y pasados unos minutos… volvimos a disfrutar de un bonito atardecer.
 
Por cierto.. en este viaje pocos “looks” os puedo enseñar... pero viajar con mochila implica llevar la ropa justa y necesaria, cuanto menos peso, mejor, así que me veréis prácticamente igual en las fotos… eso si, limpieza e higiene ante todo!! Una vez acabada la jornada a lavar la ropa y al día siguiente como nueva. Además, el socorrido pañuelo que veis en casi todas las fotos, está entero, no se cae a trozos de la suciedad ni mucho menos… mi madre me enseñó muy bien a ser una chica limpia y aseada!! Jajaja, pero aclaraciones hechas y bromas a parte, lo cierto es que por aquí es necesario llevar uno siempre a mano. Cuando entras a los templos, las mujeres deben cubrirse los hombros, o simplemente para evitar miradas incómodas por la calle si vas algo más escotada de lo que por aquí acostumbran.
Dicho esto… hoy solo me queda deciros… Disfrutad!!
Besos,
Rebe


 
 
 
 
 
 
 

 

6 comentarios:

  1. Alucinantes, seguir siendo felices, disfrutarlo a tope, desde aquí os deseamos lo mejor y os esperamos con impaciencia para que nos conteis todos, todos, todos los detalles del viaje....BESOS y Feliz Navidad chicos.... Raquel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!! sabes que te hago caso, así que lo disfrutaremos todo lo que podamos y luego a contaros todos los detalles que querais :) Te quiero! Muaks!

      Eliminar
  2. Que atardecer más chulo esta genial muy wuapo si señor con muchas ganas de ver las demas entradas nos tienes enganchados... No esperabamos menos de tí, chica limpia y aseada ante todo jajaja me parto... bszs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja ya sabes tate, limupieza ante todo!! jeje. Espero que os gusten las siguientes :) Muchos besos mis niños!!

      Eliminar
  3. Fantástico atardecer y fantástico blog Rebeca.
    La luz y los colores de la India, mitigan la pobreza de esa niña con vestido amarillo y zapatillas grandes.Son tan tiernas tus fotos...
    Espero que esa mochila viajera venga llena de aprendizajes y experiencias.
    Aprovechad la oportunidad que tenéis para convivir con otras culturas, no sólo para ser felices, sino para enriqueceros interiormente y ser cada día mejores personas.
    Un fuerte abrazo para todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tus palabras Garbiñe, es todo un placer leerlas. Desde luego tienes toda la razón, y así lo hacemos; no solo guardaremos bonitas imágenes, si no que lo que mejor atesoraremos será cada aprendizaje que estamos teniendo. Un abrazo enorme!

      Eliminar